APUNTES AUSTRALES _ El Delicado Equilibrio urbano de Puerto Varas

 Foto JNM exponiendo

 El sábado 3 de Junio tuve el privilegio de ser invitado a participar en el Seminario “Conversaciones en torno al Patrimonio” organizado por la Corporación de Turismo y Cultura de Puerto Varas y al que fui invitado junto con Sebastián Gray (Arquitecto Master of Science MIT, Past President y Director Nacional del Colegio de Arquitectos) y Karen Fried (Arquitecta Vice presidenta de ICOMOS Chile, especialista en conservación de edificios históricos). Ese día, cada uno de nosotros realizó una ponencia en este seminario realizado en el magnifico CAMM (Centro de Arte Molino Machnar). En mi caso,  la ponencia que llamé “Movilidad Urbana como herramienta de valoración del patrimonio urbanístico”, intentó desmantelar de manera lúdica ciertos mitos asociados a los beneficios al automóvil, para luego reflexionar sobre virtudes y oportunidades de la bicicleta en la ciudad, terminando con un par de sugerencias sobre lo que a mi parecer es el gran desafío de Puerto Varas hoy y en el futuro mediano: Repensar el modo en que la ciudad se mueve sin colapsar su delicada estructura vial.

Contexto Puerto varas
Figura 1. Puerto Varas y su territorio

Contextualicemos (especialmente para quienes lean esto sin conocer de esta ciudad): Puerto Varas es un balneario lacustre a orillas del lago Llanquihue, ubicada a 900 kms. al sur de Santiago aproximadamente. Este balneario tiene hoy cerca de 45.000 habitantes (Proyección INE al 2015), en un constante crecimiento demográfico, especialmente de sectores acomodados del área circundante como también de proyectos destinados a la 2a vivienda como inversión. Puerto Varas posee un entorno extraordinario, con el lago en primer plano y una serie de volcanes que dominan la vista (especialmente espectacular en días despejados), siendo parte de un circuito de borde lago que incorpora entre otros los pueblos de Frutillar y Puerto Octay, cada uno dotado de una gran cantidad de obras de valor patrimonial en dialogo con su territorio circundante.

Cerca de Puerto Varas (18 km. aprox al sur) se encuentra Puerto Montt, Capital de la X Región de Lagos, Ciudad puerto y polo industrial – salmonero de la zona, sede de servicios y que concentra una población cercana a 250.000 habitantes (Proyección INE al 2015), pero que ha sufrido un deterioro en sus atributos urbanísticos tras una serie de operaciones inmobiliarios poco afortunadas que han degradado su borde costero y le han quitado valor urbanístico. Eso, sumado a una topografía complejísima que ha dificultado el desarrollo de una política urbana coherente, ha motivado que se esté produciendo una cierta migración hacia el balneario buscando mejor calidad de vida. Entre ambos (Puerto Montt y Puerto Varas) se construyó e inauguró en 2002 la Ciudad Satélite Los Alerces, megaproyecto residencial de vivienda social impulsado por el estado, en donde al día de hoy residen aproximadamente 55.000 habitantes,  pero que ha denotado con el tiempo severos problemas de calidad urbana al no haber sido dotada del equipamiento y servicios complementarios adecuados, y al no poseer un buen sistema de transporte público hacia Puerto Montt, destino laboral preferente de sus residentes.

Eso en lo general. Ahora a lo particular.

La ciudad de Puerto Varas ha comenzado a experimentar un acelerado aumento del parque automotriz debido al crecimiento poblacional que se ha generado a partir del desarrollo de los nuevos proyectos inmobiliarios en la ciudad en los últimos años, especialmente posterior a 2010. Un desarrollo inmobiliario que ha visto con interés una de las ciudades con mejor calidad de vida del país en todos los últimos rankings.

(Nota: al descender del avión en el Aeropuerto El Tepual, Puerto Montt, lo primero que se ve al ingresar al edificio terminal son sendas paletas publicitarias que ofrecen la oportunidad de invertir en alguno de los nuevos proyectos inmobiliarios de Puerto Varas. ¿Imagen o promoción turista de la región? Nada)

fotos Puerto varas
Figura 2. Los atributos paisajísticos de Puerto Varas

Y la comunidad local esta preocupada. Vislumbra como en un tiempo más circular por el centro de su ciudad, característica con los aleros para el tránsito peatonal, terminará siendo un infierno de autos y congestión ante lo cual el Gobierno Local aún no puede generar un plan urbanístico que asegure la sostenibilidad a lo largo del tiempo de la ciudad cautelando sus atributos en general. Y fue ante esa audiencia en que expuse algunos temas derivados de las consecuencias del aumento automotriz sin control  que puede hacer peligrar toda visión urbana en pos de una identidad local.

Ante ese escenario, enfoque la exposición abordando en primer termino lo que denomine como “Mitos” en relación al automóvil: Por ejemplo, Que es imposible sacar el auto de las calles sin generar inversiones costosas; Que el bienestar económico de una sociedad se mide por el aumento del parque automotriz; Que las grandes vías (autopistas) son esenciales para mejorar la calidad de vida urbana; o Que mientras más vías se abren más fluido será el andar, fueron abordadas y desmontadas una por una. Usando experiencias extranjeras y estadísticas diversas, e incluso citando la Paradoja de Braess (…más fácil entenderla que comunicarla!) fui entregando argumentos para una posterior discusión.

Algunas imágenes de la presentación:

Pero así como plantee razones para desmitificar ciertas ideas pro – auto, fui presentando nuevas lecturas sobre movilidad intra-urbana, para acercarnos a discutir acerca de la Bicicleta usando como referencia estudios realizados con alumnos que dirigí en curso de Investigación Aplicada de la UDD,

Para terminar plantee de manera muy simple algunas recomendaciones preliminares para una movilidad sostenible en Puerto Varas dando mayor protagonismo a la bicicleta, pero siempre entendido como parte de un engranaje mayor, no como solución definitiva en sí misma. Conceptos e ideas que espero poder desarrollar y madurar mas adelante en colaboración con autoridades locales y la comunidad.

Al final ocurrió quizás la parte mas interesada de la velada: Al terminar todas las exposiciones, y tras una breve pausa, se organizó una mesa redonda con los asistentes que aún se mantenían en el CAMM, estoicos después de más de 2 horas de haber estado presentes y atentos a nuestras exposiciones pero ávidos de expresarse y dar a conocer sus inquietudes. 

Y empezamos a conversar.

La sensación general que transmitían era la de una genuina preocupación ante lo que visualizaban será un deterioro irremediable de su calidad de vida con el aumento poblacional y vehicular que de seguro traerá el desarrollo inmobiliario en construcción en la ciudad. Y el temor se refrendaba ante ciertas propuestas del gobierno local que parecerían ir en una dirección contraria, como por ejemplo la aprobación en el Concejo Municipal para iniciar los estudios para la edificación de un estacionamiento subterráneo bajo la plaza principal de la ciudad. Una propuesta que a simple vista pareciera más bien contribuir para aumentar concentración de vehículos en las calles del centro de la ciudad, que la de ser una solución efectiva e integral a largo plazo para resolver dicho problema.

La comunidad está preocupada. Y a pesar de que el municipio congeló los permisos de edificación en el área céntrica de la ciudad a comienzos de este año mientras se aprueba el nuevo plan regulador, el boom inmobiliario ha llevado a que se construyan más de 1.500 departamentos en la ciudad entre 2012 y 2016. Y cada departamento es equivalente a un auto y medio o más que circularán por una estructura vial limitada y acotada. Y como explique en mi exposición, no es opción ampliar la capacidad vial ensanchando calzadas por que más temprano que tarde, ellas volverán a estar congestionadas. La solución debe brotar de otra vertiente.

Puerto Varas está en un momento bisagra. Un momento para sentarse a pensar y diseñar el futuro urbano de la ciudad. Y una herramienta efectiva para construir ciudades más sostenibles es justamente la movilidad urbana. Cualquier atisbo de solución requiere un trabajo inter-disciplinario y participativo donde especialistas y profesionales provenientes del sector público, la academia y la ciudadanía discutan y planteen la manera como han de diseñar el Puerto Varas del mañana. La ciudad requiere una Planificación Estratégica de Movilidad Sustentable como ente sistémico, integrado y multidimensional que sirva de marco para una serie de operaciones urbanas de diversa escala e impacto. Con ese marco, actores del sector privado, público y ciudadanía pueden sentarse y comprender de qué manera se articularan la serie de acciones que se deben empezar a tomar hoy para la ciudad de mañana. Acciones en pos de una integración efectiva de automóviles, ciclistas y peatones de la manera mas justa y equilibrada que ponga en valor a la ciudad como organismo urbano patrimonial que se aprecia mejor caminando o pedaleando que sentado tras el volante.

Porque Puerto Varas es un ejemplo más y visible de una problemática que aqueja a un buen número de ciudades del país, donde el aumento del parque automotriz no ha sido revertido por políticas de transporte público y movilidad sustentable coherentes y efectivas para satisfacer las demandas locales. Áreas metropolitanas o conurbaciones como la Serena – Coquimbo, Iquique – Alto Hospicio, o las la ciudades de Talca y Antofagasta por nombrar a unas pocas, están a la espera de propuestas que logren canalizar las necesidades por un mejor transporte urbano para revertir cuadros de degradación urbana en sus áreas centrales.

Dejo aparte al Gran Concepción y Gran Valparaíso, áreas metropolitanas que requieren esfuerzos importantes en materia de transporte público pero que al menos fueron mencionados en la última cuenta pública  presidencial con propuestas y obras concretas (red de corredores de Buses en el primero; Extensión MERVAL hasta La Calera en el segundo).

Esto es un tema País. Cómo pensemos la movilidad de nuestras ciudades hoy, será la manera como las viviremos en los años y décadas que vienen. Y Puerto Varas tiene la opción hoy de transformarse en ciudad modelo de movilidad sustentable, paradigma de gestión, implementación y desarrollo de una nueva y mejor manera de habitar el espacio público y de ocupar los perfiles viales pensando en la comunidad plena y no exclusivamente para toneladas de hierro humeante con ruedas.

Y claro, cuando uno está frente a un lago como el Llanquihue, admirando un volcán como el Osorno, rodeado de paisajes boscosos al alcance de la mano y con una sensible arquitectura de herencia alemana en cada esquina, el deseo por salvaguardar un organismo urbano tan frágil como Puerto Varas se vuelve, por decirlo menos, imperioso.

 


2 thoughts on “APUNTES AUSTRALES _ El Delicado Equilibrio urbano de Puerto Varas

  1. Y que dice el Municipio? Cual es la visión del Alcalde?
    Concuerdo plenamente con tu visión, espero que se pueda concretar en los próximos años.

    Me gusta

    1. Hola Alfonso, Te cuento que me contactó Andres Saldivia (Asesor Urbano de Puerto Varas). Están preocupados del tema, y estamos viendo la forma en que yo pueda colaborar para planificar esta estrategia de movilidad sustentable para Puerto Varas. Saludos y gracias por tu comentario

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s